Conflictos

Aprende resolver los problemas de pareja

Las parejas no necesariamente deben estar de acuerdo en todo y el hecho de que por momentos se tengan desacuerdos no significa que la relación esté perdida.

Por otro lado, es lógico que no siempre se coincida o se piense de la misma manera y éstas situaciones son una excelente oportunidad para enfrentar y expresar cómo nos sentimos sin esconder absolutamente nada.

Por otro lado, cuando las peleas son constantes, es muy común que olvidemos las cualidades positivas que tiene la otra persona.

Cuando se produce una discusión en una pareja, por más molestos que estemos, es importante que sepamos reconocer que el principal protagonista de la discusión es el argumento. Todo lo que haga referencia a ironías, sarcasmos, burlas y descalificaciones nada tiene que ver con la discusión.

La mejor manera para solucionar una discusión consiste en aprender a dialogar con fundamentos. Cada una de las partes debe ser capaz de explicar sus puntos de vista de un modo objetivo. De esta manera, se asegurarán de tener una discusión basada en el respeto y será más factible encontrar una solución.

Lo  que debemos evitar en las discusiones de pareja

Cuando las palabras que se emplean en una discusión se vuelven destructivas, lo mejor que puedes hacer es detener la discusión y dejarla para otro momento. De esta manera ambos integrantes de la pareja tendrán tiempo suficiente para tranquilizarse.

Además otra cuestión que tienes que considerar es que las peleas de pareja suelen iniciarse con un tema y se termina discutiendo por algo completamente diferente. Es muy importante que cuando tú y tu pareja mantengan una discusión eviten desviarse del tema original.

Para encontrar una solución a las discusiones de pareja, es muy importante que ambos tengan en cuenta que no deben guardarse aquellos sentimientos que causan malestar, pues de este modo, cuando se genere algún período de tensión, aflorarán todas las molestias juntas y se terminará discutiendo por cualquier cosa.


Cómo manejar una discusión de pareja

  • Ambos integrantes de la pareja deben ser claros y sinceros, decir lo que piensan y lo que sienten es mucho mejor que criticar a la otra persona.
  • Intenten conversar mirándose los ojos y tomándose de las manos. Una mirada puede llegar a decir cosas muy distintas a las palabras que se pronuncian.
  • Nunca intentes convencer a la otra persona de que está equivocada ni intentes alterar su percepción. La mejor solución es buscar una conciliación respetando y aceptando la perspectiva de cada uno.
  • La solución no pasa por dormir en cuartos separados ni dejar de hablarse. Es fundamental hacer frente al conflicto.
  • A pesar de que ambos se sientan enojados y molestos, el respeto es fundamental. Eviten faltarse el respeto, ya que para que una relación prospere, el respeto mutuo es una de las mayores premisas que se deben cumplir.
  • Dejen las burlas, recriminaciones e ironías de lado. Las palabras «nunca» y «siempre» no ayudarán a resolver el conflicto, sino que agravarán aún más la discusión.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies